Leire Garai

Pelota

Risueña, disciplinada y concentrada en cada toque que da. Leire Garai se siente segura botando la pelota.

Con 16 años, esta chica pelotari vive para la pelota a mano, tanto es así que dejó de ir a Roma de viaje de estudios de la ESO por jugar la final de la Emakume Master Cup que ganó el pasado mes de marzo.

Su familia le acompaña en esta aventura. Su madre y su hermano le hacen de botilleros o asesores en los partidos siempre que pueden. De hecho, Leire empezó a practicar en las paredes a los cinco años porque veía a su hermano mayor jugar.

Acostumbrada a entrenar con niños desde pequeña, echa en falta alguna chica de su edad. No en vano, es la única alavesa que se dedica a la pelota. Mientras tanto, se emociona recordando cuando ganó la final por parejas del campeonato de pelota mano femenino.

Hoy en día su hermano entrena menos porque está centrado en sus estudios universitarios y porque tiene casi todos los dedos rotos. Sin embargo, Leire sueña con ser profesional mientras refugia su timidez protegiéndose sus manos de pelotari.

Leire prepara sus manos para entrenar y que no sufran tanto

¿En tu casa había costumbre de hacer deporte cuando eras pequeña?
Sí, mi hermano fue el que me inspiró. Él se apuntó a pelota y yo le veía a jugar en el frontón y me empezó a gustar.

Mi hermano y yo hacemos deporte y gracias a él entré en este mundillo de la pelota.

¿Fue una sorpresa para tu familia que te quisieras dedicar a la pelota más en serio?
No. Al principio jugaba con mi hermano, así que decidimos que me apuntara al Club de Pelota de Zaramaga para hacer entrenamientos. Empecé con seis años y hasta ahora.

¿Y tus amigas qué te dicen?
Nada, ya están acostumbradas.

En Álava soy la única chica de mi edad que juega a pelota

¿Cómo es un día de entrenamiento?
Si a la tarde tengo partido, durante la mañana intento descansar. Pero si no tengo partido, a las mañanas voy a correr y a las tardes voy a jugar a pelota o al gimnasio. Siempre con mi hermano.

¿Cuántos días entrenas a la semana durante el curso escolar?
Tengo entrenamientos los martes y jueves. Los lunes y miércoles después de clase voy al gimnasio. Los viernes a veces tengo partido o si no voy al gimnasio. Y los sábados y domingos, partido.

¿Te gustaría entrenar con chicas de tu edad?
Sí, estaría bien que hubiera más. Todos son chicos, en Álava soy la única chica. No hay chicas más mayores, y ahora empieza a haber alguna más pequeña.

¿Cuáles crees que son tus habilidades como pelotari?
Que no tiro la toalla y que a veces soy muy cabezota (se ríe porque no sabe si esto es bueno o malo).

¿Por qué prefieres la pelota de toque (la dura) para jugar?
Como entreno con chicos desde pequeña, he seguido el mismo proceso que ellos. Con chicas se juega con goxua -pelota blanda-, pero no me gusta porque es juego lento y aburrido para el público. Ya estamos unas cuantas chicas que jugamos con pelota dura.

Además, me parece que juego peor con goxua. Creo que las chicas tenemos que ir metiendo pelota más dura para competir, porque el público lo agradece.

¿Hay mucho público en los partidos de chicas?
Sí, en la final de la Emakume Master Cup hubo gente que se quedó fuera. Tuvieron que ir a ver el partido al cine del pueblo.

Y en la edición de San Fermín de la Emakume Master Cup de julio estuvieron unas mil doscientas personas.

Leire compitiendo en el frontón de los Fueros en el torneo Virgen Blanca

¿Qué sentiste al ganar la Emakume Master Cup el pasado mes de marzo?
Alegría, me puse muy contenta. Lo celebré con la familia, nos fuimos a comer por ahí.

¿Te esperabas ganar la txapela?
Tenía una pareja muy buena y muy segura. Con esa confianza que me transmitió fui mejor al partido. Además, hicimos una estrategia que nos salió bien. Ganar la Emakume Master Cup tiene mucho bum.

¿Qué significa para ti jugar con Leire Etxaniz, campeona vasca de pelota a mano?
La veo muy segura, no falla ni una. Y eso me transmite confianza. Cuando me dijeron que iba a jugar con ella, me puse muy contenta.

Ella también juega a pala con chicos en Vizcaya y es referente para las chicas que juegan a pala.

¿Juegas con chicas mucho más mayores que tú?
Sí, porque todavía somos pocas chicas para separarnos por categorías. En la Emakume Master Cup jugué contra mujeres de 40 años.

Hablé en la radio con Martínez de Irujo, mi ídolo, y se me caía la lágrima de la emoción

¿Has conocido a tu ídolo Martínez de Irujo? ¿Qué le preguntaste?
Sí, hace poco estuvo viéndonos en un partido. Me hice una foto con él, pero no salió bien. Se veía todo negro. Hablamos del partido, pero yo estaba muy avergonzada.

También me dieron una sorpresa en Radio Marca antes de la final de la Emakume Master Cup. Me lo pusieron y me dio ánimos. Se me caía la lágrima.

¿Por qué te gusta Martínez de Irujo?
Porque es de los mejores que ha habido hasta ahora, por no decir el mejor. Él era un espectáculo siempre. Me dio mucha pena que se retirara.

¿Te gusta ver partidos de pelota?
Sí, en la tele. En directo no puedo ver muchos porque en Álava no hay. También fui a la final de parejas en Vizcaya.

¿Te gusta más competir en parejas o individual?
Individualmente. Si yo fallo, no perjudico a la pareja. Voy con más confianza porque no tengo tanta presión.

¿Te pones muy nerviosa antes de las competiciones?
Depende del torneo, si es de mucho prestigio sí que me pongo muy nerviosa. Por ejemplo, en el Antiguo -torneo de pelota en San Sebastián- me pongo súper nerviosa, con dolor de tripa.

¿Sientes dolor en las manos al jugar? ¿Sufren mucho?
Si no llevo la protección, tengo la sensación de que me rompo el dedo. Ya estoy acostumbrada, pero a la mínima que le dé mal a la pelota, lo noto.

¿Te queda tiempo para los estudios y salir con los amigos?
Estudió hasta muy tarde. Los fines de semana todo depende de cuándo tengo el partido. Si lo tengo el sábado a la mañana, igual a la tarde puedo salir. Los domingos me quedo en casa.

¿Te merece la pena?
Sí, porque hago lo que me gusta.

Todavía no hay ninguna chica profesional. A ver si las empresas empiezan a apostar por nosotras

¿Quieres seguir jugando? ¿Te gustaría dedicarte a ello profesionalmente?
Sí (se emociona), es el sueño de cualquier pelotari. Ojalá. Todavía no hay ninguna chica profesional. A ver si las empresas apuestan más por nosotras.

Si no pudieras dedicarte a la pelota profesionalmente, ¿qué te gustaría hacer?
Me gustaría estudiar IVEF -Ciencias de la Actividad Física y el Deporte-Educación Física- o Magisterio.

¿Qué le recomendarías a una niña para convertirse en pelotari? ¿Qué pasos tiene que dar para empezar?
Que no se deje influenciar por la gente que dice que no podemos. Yo desde pequeña he tenido que escuchar eso de: “¿Tú por qué juegas a pelota mano?”. Sí que puede, que pruebe y que compita. Desde pequeña lo he tenido muy claro y aquí sigo.